miércoles, 19 de mayo de 2010

Sobre la Batalla de Apple y Adobe

Para los que han estado prestando atención durante los últimos días, sabrán que ha surgido un gran enfrentamiento entre Adobe y Apple. Todo se debe a que Apple se niega rotundamete a permitir que la tecnología Flash (creada y distribuida por Adobe) corra en sus dipositivos móviles, lo que ocasiona que muchos videos y juego en la web no sean accesible a través de los mismos.

El enfrentamiento, que se había desarrollado como una guerra fría pasó de la noche a la mañana a niveles de escándalo cuando el CEO de Apple, Steve Jobs, publicó una carta abierta en la web de Apple donde expone seis motivos por los que Apple no sólo no permite Flash en sus dispositivos móviles, sino por los que además piensa que Flash está quedando obsoleto.

La carta, que pueden ver en su integridad aquí (gracias a Applesfera por la traducción), trata sobre la varios puntos sensiles para usuarios tanto de Flash como de Apple. Puntos como la falta de video Flash en los dispositivos móviles, la calificación de Flash como un sistema cerrado, la falta de seguridad de la tecnología Flash y el cómo consume la batería y no está optmizada para la nueva era de interfaces "touch".

Pero las cosas no quedaron allí. Poco tiempo después Adobe respondió a Apple con una campaña inteligente e irónica donde dicen que Adobe ama a Apple, pero lo que no ama es que una compañía le quite la libertad a los usuarios de elegir con qué plataforma crean y ven contenido en la web.


Y la reacción esta vez no vino de parte de Apple mismo, sino de parte de los miembros de su comunidad con un anuncio incluso más ingenioso y que me ha hecho reír como no tienen idea. (Para los que no saben, el ícono azul es el que aparece en los dispositivos móviles de Apple cada que un contenido Flash no puede reproducirse).


Al final claro está la decisión la tendremos nosotros los consumidores, y si el éxito del nivel de ventas del iPhone, el iPod touch y ahora el iPad son un indicativo, creo que la respuesta por el momento es clara.