lunes, 1 de febrero de 2010

El iPad: Opinión y Recomendaciones


Si algo se ha leído a montones en la blogosfera luego del lanzamiento del iPad, han sido las críticas hacia todo lo que el dispositivo no puede hacer: No multitasking, no flash, no cámara, entre algunas otras cosas similares.

Pero para quienes hayan visto la presentación de Apple (definitivamente recomendada, pueden descargarla desde éste enlace), habrán visto que Steve Jobs se enfocó en 7 categorías muy específicas: Navegar en internet, ver fotos, video, email, escuchar música, juegos y leer ebooks.

Si, es verdad, la falta de multitasking y soporte de flash afecta muy negativamente la experiencia de navegación en la web y la realización de cualquier tarea ligeramente intensiva en el iPad. Por otro lado, éstos son inconvenientes que nos afectan mayormente a nosotros, quienes conocemos de computación y la hemos integrado de gran manera en nuestra vida diaria. Sin embargo, me animo a decir que nosotros no somos (no todos al menos) el mercado que Apple está persiguiendo con el iPad.

En su presentación, Steve Jobs dejó muy claro que el iPad calzaría muy bien entre un smartphone y una laptop, el segmento que ahora las netbooks ocupan, pero no dijo que reemplazaría a las mismas. Por el contrario, yo creo que el mercado del iPad no son los usuarios actuales de netbooks o los que ya poseen un Kindle u otro eReader, sino todos los demás.




El primer iPod


Ya lo hemos visto suceder antes: Cuando en el 2001 Steve Jobs introdujo el primer iPod, él no apuntó a los usuarios de Creative o Archos (productos similares de la época), sino a aquellos que aún no adquirían un reproductor portátil y deseaban uno que les ofreciera una manera fácil de navegar su música y de llevar la mayor cantidad posible. Luego tenemos el iPhone en el 2007, que en un principio (y aún ahora) no fué dirigido a empresarios y otros usuarios típicos de smartphones mayormente, sino a todos los usuarios de teléfonos "regulares" quienes buscaban algo más en un teléfono. Y conocemos la historia de ambos ahora.

Con el iPad Apple busca ofrecer una alternativa mucho más conveniente, simple pero a la vez poderosa a un tipo de usuarios totalmente distintos, usuarios que quizá nunca han leído blogs como éste y quizá ni entendan lo que en ellos escribimos y leemos.

Sólo imaginen las ventajas de un iPad para el usuario "común": No hay que preocuparse de prenderlo o apagarlo más que pocas veces, se enciende instantáneamente (ya que al trabajar como un iPod, sólo lo pones a dormir), no hay virus, no hay complejidad, no hay necesidad de una mesa o un escritorio y la vasta cantidad de veces que se le use no necesitará estar enchufado al tomacorrientes.

Por otro lado, veo también muchísimo potencial en los mercados profesional y educativo con excelentes aplicaciones como las de iWork, el nuevo Mail y Calendario y muchas otras que seguro ya están en camino como las ya confirmadas suite de aplicaciones de prouctividad de Omnigroup y una favorita personal, el Pocket Informant. Seguro que siguiéndoles los pasos y con lo que Apple nos ha mostrado que hizo con iWork, no tardarán en aparecer aplicaciones comparables a las que utilizamos en nuestras computadoras de uso regular.

Luego tenemos el mercado de juegos donde, luego de no estar muy contento con lo que el iPhone nos ofrecía (me considero un jugador ávido), por fin veo una plataforma que ofrece más poder y un tamaño de pantalla nunca antes visto en una consola portátil, sólo esperemos que los precios esta vez reflejen la calidad del contenido (permitiendo entrar a muchas empresas que no lo han hecho antes por este motivo) y que los desarrolladores se pongan las pilas y nos ofrezcan títulos con la calidad de los de consola.



Y aún no comenzamos a hablar de una de las ramas que yo considero más fuertes del iPad, como lo es la lectura de contenido digital, llámese eBooks, magazines o periódicos, que sin duda harán su aparición en el la App Store y iBook Store antes que pase mucho tiempo.


Conclusiones y recomendaciones

Aunque a muchos de nosotros los aficionados a la tecnología nos hayan quedado ganas de ver mucho más en el iPad, no cabe duda que es un dispositivo novedoso y con mucho por delante.

Ahora, al momento de comprar, si ya cuentan con algún ordenador ultraportátil o están más que satisfechos con su iPhone o iPod Touch y no tienen necesidad por ninguna de las funciones primordiales del iPad con urgencia, les recomiendo esperar quizá poco más de un año a que salga la segunda versión del iPad, que sin duda mejorará muchos aspectos de la actual.

Si por el contrario son como yo y tenían prevista la compra de un dispositivo portátil (en mi caso hace meses que quería un Kindle), y se animan por el iPad, les recomiendo adquieran ya sea la configuración más barata (16GB y sólo WiFi) o la más cara (64GB y WiFi + 3G) ya que ambas son las que contarán con mayor facilidad de reventa cuando salga la nueva generación del iPad, una por el bajo precio y la otra por la abundancia de memoria y conectividad. Y en cualquier caso, les servirá para probar si el dispositivo les sirve o no, y de ser así, no sólo por las razones por las que lo hayan comprado en un inicio, sino también descubrir algún nuevo uso que se les vuelva indispensable.

Finalmente sólo quería comentar lo inteligente de la creación del iPad por parte de Apple. Sin hacer mucho espectáculo Apple salió con un aparato muy simple y con un sistema operativo algo predecible, pero con un potencial enorme no sólo como computador portátil, sino como una plataforma que atraerá nuevos usuarios que nunca se vieron utilizando una computadora de este tipo (incluso usuarios de Windows), ya que si nos ponemos a pensarlo, todos aquellos que han utilizado un iPhone o un iPod Touch, que han comprado de iTunes o han descargado algo del AppStore, han sido secretamente entrenados para utilizar el iPad.