jueves, 25 de junio de 2009

Find My iPhone: Una Historia de la Vida Real


No me pasó a mi. Le pasó a un chico en Estados Unidos, que fue con dos amigos a una convención de Lego (parece que en EEUU hay convenciones de todo, jajaja), y uno de ellos perdió su iPhone. Pues resulta que este chico tenía su cuenta de "MobileMe" y había activado una de las últimas funcionalidades que Apple introdujo en el nuevo sistema operativo del iPhone, el iPhone 3.0, la función "Find my iPhone", que sólo funciona para los que tienen una cuenta "Mobileme" (que cuesta 99 dólares al año). ¿Quieren saber de qué va esto? Sigan después del salto...

Primero, explicaré para los que no tengan idea qué es MobileMe. Básicamente, es una cuenta que te permite mantener sincronizada toda tu información (correo, calendario, contactos) en todos tus dispositivos (Computadora de escritorio, Laptop, iPhone, iPod Touch...), además de darte un disco duro virtual, para poder mantener información al alcance desde cualquier computadora en cualquier logar a cualquier hora. Si me preguntan a mi, no gastaría tanto dinero por esas funcionalidades, que me las dan otras aplicaciones, en muchos casos gratis (si bien es cierto que no hay una aplicación que haga todo eso junto y por menor precio, en conjunto, sí podrías obtener algo parecido por menos precio). Así que, aunque Mobileme funciona también con Windows (aún no he podido comprarme mi macbook pro, pero espero que pronto, porque los nuevos modelos están demasiado buenos), nunca me pasó por la cabeza contratar esta cuenta. Pero luego del lanzamiento de "Find my iPhone", y más aún, luego de leer la historia de estos chicos, pues me lo estoy pensando.

En resumen, un chico olvidó su iPhone en un restaurant, se dio cuento al ratito, volvió, y ya no estaba. Preguntó, pero nadie había visto nada. Recordó que había activado la función "Find my iPhone", así que de inmediato, entro a su cuenta de Mobileme en la macbook pro de uno de sus amigos, y empezó a enviarle mensajes a la persona que tenía su iPhone. Al ver que no tenía respuesta, utilizó la función de localizador, y averiguó donde estaba su iPhone. Fue hasta donde le decía el mapa que estaba su iPhone. Indicaba una manzana completa. Siguió enviando mensajes al "ladrón", diciendole que sabía donde estaba y que saliera a devolverle su iPhone. Finalmente, el "ladrón" salió, para tratar de despistarlos, pero ellos detectaron el moviemiento, y esa fue la perdición del "ladrón". Lo encontraron, y recuperaron el iPhone, sano y salvo.

Es, por decir lo menos, una historia real muy curiosa. Para los que quieran leerla completa (está en inglés), este es el link.

Y ustedes, ¿pagarían 99 dólares por tener la posibilidad de detectar en cualquier momento dónde está su iPhone? Seguro que si esto lo lee algún padre de hija adolescente, ahorita le regala su iPhone, para poder saber donde está en todo momento, jajaja.